spot_img
12.5 C
Bogota
InicioEconomíaPor decreto: Salario mínimo para 2024 en Colombia sube un 12%

Por decreto: Salario mínimo para 2024 en Colombia sube un 12%

Published on

Hoy

No circulan placas de 6:00 am a 9:00 pm terminadas en

Suscríbete a Momento24

Loading

Tras un mes de negociaciones, al final, el el Gobierno Nacional anunció el aumento del salario mínimo para el año 2024, tras la falta de acuerdo entre empresarios y centrales obreras.

Este viernes 29 de diciembre, la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, anunció que el salario mínimo en Colombia para el año 2024 se ha fijado en 1′300.000 pesos, marcando un incremento del 12,06%. La decisión se tomó después de no lograrse un acuerdo entre las centrales obreras y los empresarios durante las negociaciones.

Actualmente, el salario mínimo en Colombia es de $1′160.000. El subsidio de transporte también incremento con un aumento del 15%, llegando entonces a los 162.000 pesos.

La ministra Ramírez explicó que, a pesar de la falta de acuerdo, el Gobierno cumplió con su deber de fijar el incremento salarial basándose en la Ley 278 de 1996. Durante el proceso, se llevaron a cabo 10 reuniones bilaterales con representantes del Gobierno, empresarios y centrales obreras en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales.

«Estos incrementos, con seguridad, permitirán a los colombianos mantener el poder adquisitivo de los salarios para el año 2024«, afirmó la ministra, destacando la atención a criterios técnicos y bases constitucionales.

La fecha límite para la expedición del decreto que establece el aumento salarial era el 30 de diciembre, comenzando a regir a partir del 1 de enero. Entre los productos y servicios que se ajustarán al nuevo salario mínimo se encuentran los copagos de EPS, pasajes de transporte público, multas de tránsito y servicios de trabajadores independientes.

Por otro lado, productos como carne, leche, servicios veterinarios, matrículas educativas, cuotas moderadoras de EPS, seguros médicos, transporte intermunicipal y recogida de basura no experimentarán ajustes y se unirán a las políticas de desindexación discutidas el año anterior.

La Ley 278 de 1996 establece cinco factores clave para determinar el salario mínimo, incluyendo el Índice de Precios al Consumidor, la meta de inflación, el incremento del PIB, la contribución de los salarios al ingreso nacional y la productividad de la economía. El Artículo 146 del Código Sustantivo del Trabajo también contempla aspectos como las modalidades de trabajo, la capacidad económica de las empresas y las condiciones regionales al fijar el salario mínimo.

Tasa de desempleo en Colombia descendió al 9% en Noviembre: DANE


De no haber consenso antes del 30 de diciembre, el presidente Gustavo Petro tendrá la última palabra para incrementar el salario mínimo mediante un decreto.

Esta semana será revelado el ajuste al salario mínimo que regirá para el próximo año en Colombia. Aunque la mesa tripartita formada por representantes de las centrales obreras, empresarios y el Gobierno ha cumplido un mes de negociaciones, aún no logra consolidar un acuerdo sobre el porcentaje de aumento.

El Ministerio de Trabajo, en cabeza de Gloria Inés Ramírez, ante la falta de consenso dentro del plazo establecido hasta el pasado 15 de diciembre, se extendieron las negociaciones, pero hasta ahora las partes no han logrado ponerse de acuerdo. La reunión del pasado viernes culminó sin consenso, principalmente porque los sindicatos demandan un incremento del 18%, una propuesta que los empresarios consideran desmesurada y fuera de sus expectativas.

Las empresas se han abstenido de proponer una cifra concreta, argumentando que la solicitud de los sindicatos está lejos de lo que consideran razonable, especialmente a la luz de la inflación anual que está en 10,15%. Se espera que la inflación cierre el año entre el 9,2% y el 9,7%, según las estimaciones del ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla.

El Gobierno Nacional, pese a las divergencias, insiste en lograr una concertación. La ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, afirmó: «Vamos a seguir trabajando para que el acuerdo le favorezca al país. Si no hay acuerdo, tendremos que hacer un decreto«. De no alcanzar un acuerdo este próximo sábado 30 de diciembre, el salario mínimo para 2024 lo definirá el presidente Gustavo Petro por decreto.

En cuanto a las estimaciones, algunos analistas sugieren que el aumento no debería superar el 12%, lo que representaría un repunte de $139,000, alcanzando un salario de $1,299,200 (sin auxilio de transporte). Otros, considerando la productividad laboral negativa, proponen que el aumento no supere el 11%, lo que implicaría un alza de $127,600, situando el salario en $1,287,600.

Dólar en Colombia: Así se cotiza la divisa este viernes 22 de diciembre


A pesar de que la mesa de negociación no cumplió con su primer plazo para llegar a un acuerdo, se extiende la opción de continuar en esa labor hasta el 30 de diciembre. Este martes se celebrará una nueva reunión con la intención de lograr un alza consensuada al salario mínimo.

Este jueves 21 de diciembre se llevará a cabo una crucial reunión entre el Ministerio del Trabajo, sindicatos y empresarios para abordar el aumento del salario mínimo para el año 2024. Convocada por la cartera que dirige Gloria Inés Ramírez Ríos, la mesa de negociación busca un acuerdo consensuado en medio de discrepancias entre las conversaciones.

Las centrales obreras han solicitado un incremento del 18 %, casi el doble de la inflación proyectada para el cierre de 2023. En contraste, los empresarios, aunque no han presentado una propuesta formal conjunta, tienden a respaldar un aumento más cercano al rango del 9,4 % al 9,8 %, alineado con la inflación prevista.

La negociación ya ha superado su primer plazo legal del 15 de diciembre. Si no se llega a un acuerdo antes del 30 de diciembre, el Gobierno intervendrá aumentando el salario por decreto.

La propuesta de las centrales obreras elevaría el salario mínimo de $1.160.000 a $1.368.800. Sin embargo, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Jaime Alberto Cabal, ha calificado la cifra como desproporcionada.

Analistas, incluido el Banco de la República, expresan preocupación por un aumento excesivo que pueda superar la variación anual del índice de precios al consumidor en 2023. La caída prevista de la inflación en 2024 también genera inquietudes.

El director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, aboga por estrategias complementarias del Gobierno y prudencia en el aumento salarial para revertir la caída en la inversión.

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, asegura que los trabajadores experimentarán ganancias en su poder adquisitivo, considerando la proyección de una inflación del 5,7 % en 2024.

La mesa de negociación puede extenderse hasta el 30 de diciembre, siendo el plazo final para alcanzar un acuerdo. De no lograrse, el Gobierno tomará la decisión mediante un decreto, una opción que ha sido recurrente desde finales de los años 90. En la última década, el salario mínimo ha casi duplicado su valor, y el aumento proyectado para 2023 es el más significativo en ese período.

Dólar en Colombia: Así se cotiza la divisa este miércoles 20 de diciembre


Se venció el primer plazo para llegar a un acuerdo sobre el salario mínimo 2024, luego de no concretarse la reunión programada para este viernes. La nueva fecha será hasta el 30 de diciembre.

Este viernes 15 de diciembre se marcó el límite para que el Gobierno, sindicatos y empresarios alcancen un consenso sobre el aumento del salario mínimo para el año 2024. Sin embargo, a pesar del plazo vencido, las partes decidieron postergar la toma de decisiones hasta la próxima semana, tras lo cual se llevarán a cabo sesiones extraordinarias.

Las negociaciones para fijar el salario mínimo y el auxilio de transporte entonces no se llevó a cabo, y el 30 de diciembre se establece como la fecha límite para expedir y publicar el correspondiente decreto. A pesar de las diferencias actuales, las partes expresan su optimismo en lograr un acuerdo la próxima semana.

La ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, compartió sus perspectivas, indicando: «Tengo hasta el 30 de diciembre del 2023 para hacer el decreto o presentar el acuerdo al país, que es a lo que pienso que debemos apostar«, en declaraciones para Noticias Caracol.

Las centrales obreras propusieron un aumento del 18 % en el salario mínimo para el próximo año, elevándolo de 1’160.000 pesos a 1’368.800 pesos, más 165.915 pesos de auxilio de transporte. En contraste, los empresarios llegaron a la mesa sin cifras específicas, expresando su preocupación por un aumento desproporcionado en medio de un complejo panorama económico y en plenas discusiones sobre una reforma laboral en el Congreso que podría aumentar los costos empresariales.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, el gremio de los comerciantes, advirtió sobre las posibles consecuencias negativas para la economía si el aumento no sigue la línea de la inflación, dada la proyección de una inflación entre el 9,2 y el 9,4 por ciento y un crecimiento del 0,8 por ciento en 2023.

A pesar de las diferencia porcentuales, la comisión de concertación ha logrado algunos acuerdos, incluyendo un pedido unificado al Banco de la República para reducir las tasas de interés y la propuesta de desindexar del alza del salario mínimo 88 bienes y productos, sumándose a los 116 ya excluidos el año pasado. La situación sigue siendo incierta, pero las partes mantienen la esperanza de alcanzar un acuerdo en la próxima semana.

Ministro de Hacienda confirma incremento en el precio de la gasolina para enero


Por otro lado, empresarios aseguran que esa cifra aleja la posibilidad de concertar el salario mínimo para 2024.

En medio de la mesa de concertación, en la cual el Ministerio del Trabajo actúa como mediador, los sindicatos y organizaciones laborales han oficializado hoy su postura respecto al incremento del salario mínimo para el próximo año. En la sesión de este martes 12 de diciembre, abogaron por un aumento del 18%, una propuesta que, de ser aceptada, reajustaría el salario mínimo en $208.800, elevándolo de $1.160.000 a $1.360.000.

Eso significa que con los subsidios de transporte, el salario podría situarse en $1.500.000.

Por su parte, el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, señaló que el sector privado no presentó una oferta concreta, sino una exposición de motivos, abogando por un aumento alineado con la inflación, aproximadamente del 10.15%.

La ministra del Trabajo, Gloria Ramírez, destacó durante la reunión la importancia de acordar mecanismos para proteger el valor adquisitivo del salario, por lo que el Ministerio de Hacienda presentó los resultados de las medidas que se aplicaron para proteger el salario de este año en curso.

Jaime Alberto Cabal aseguró que, «Estamos en un escenario muy difícil en Colombia y es una cifra que aleja la posibilidad de concertar. Pedir un aumento de esa proporción enrarece el ambiente de concertación, lo que queremos es que se trabaje sobre una metodología y unos criterios que tengan en cuenta la realidad del país«.

Además, el debate sobre el salario mínimo se ve empañado por la discusión del proyecto de reforma laboral presentado por el Gobierno. Fenalco y otras entidades del sector privado advierten sobre el impacto negativo de este debate en la negociación salarial.

Fenalco expresó su preocupación por la inclusión sorpresiva del proyecto en la agenda legislativa y la falta de audiencias públicas. Alertaron sobre un posible aumento de costos para emprendedores y empresas, que podría oscilar entre el 25% y el 30%, sin tener en cuenta el acuerdo que se alcance para el salario mínimo.

Fenalco insistió en que un proyecto de reforma laboral tan complejo debería ser objeto de discusiones amplias y no tratarse con apuros al final del año, ya que está en juego el futuro laboral de 450.000 colombianos, según estimaciones del Banco de la República.

Fenalco atribuye la merma del comercio en Bogotá a factores externos y las reformas


Con diferentes estrategias, México y Chile van por un aumento al salario mínimo del 20%, mientras que, Argentina busca un ajuste más significativo. Por su parte, Colombia y Brasil contemplan un aumento cercano al 10%.

Empresarios, sindicatos y gobiernos en América Latina se encuentran inmersos en discusiones cruciales sobre el aumento del salario mínimo para el año 2024 en sus respectivos países. En un contexto de crecimiento económico moderado y persistentes presiones en el costo de vida, la tendencia general apunta hacia un incremento a doble dígito para hacer frente a la inflación en el mundo.

En Colombia, las negociaciones están en curso, y la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, sugiere que el ajuste podría ser de al menos un 10%, elevándose a $1.276.000 o US$319. Mientras tanto, México y Chile ya han anunciado sus apuestas, con un incremento del 20%, el país norteamericano, liderado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y un aumento progresivo del 22% en la nación dirigida por Gabriel Boric, que lo convertiría en uno de los más significativos en la región.

En Argentina, el desafío es particularmente complejo debido a la inflación elevada. El salario mínimo vital y móvil experimentó un incremento del 32% en el último trimestre, alcanzando los 156.000 pesos argentinos (US$430). Brasil, por su parte, planea ajustar la remuneración de acuerdo con la inflación y el desempeño del PIB, proyectando un aumento del 10,7%, fijándolo en $1.461 reales (US$295).

El investigador económico Luis Fernando Ramírez destaca la importancia de compensar el rezago en los aumentos salariales respecto a la inflación. En algunos países, este ajuste busca dar poder adquisitivo a los trabajadores en medio de condiciones económicas desafiantes.

En Colombia, donde el salario mínimo es alto, pero la informalidad es un desafío, los analistas de Scotiabank Colpatria sugieren que un ajuste del 11% o 13% podría contribuir a reducir la inflación y aumentar el ingreso disponible real de los trabajadores.

Sin embargo, en países como Ecuador, la incertidumbre persiste debido a la falta de acuerdos, mientras que, en Perú, no hay indicios claros sobre un nuevo ajuste al salario mínimo, ya que el Gobierno considera que no hay condiciones económicas suficientes para elevarlo sin afectar la dinámica productiva del país.

Retención en la fuente 2024: ¿Cuál es el umbral de ingresos para que se le aplique?


La CUT propone un aumento del 13 % al salario mínimo en Colombia para el año 2024.

En medio de las negociaciones entre el Gobierno Nacional y los gremios laborales, la discusión sobre el incremento del salario mínimo en Colombia se ha convertido en el tema central. Con propuestas que abarcan una amplia gama de cifras, desde 1’276.000 hasta 2 millones de pesos, el escenario se presenta como un desafío para alcanzar un consenso que beneficie a todos.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) ha tomado posición en estas negociaciones, presentando una propuesta que sorprendió a muchos al proponer un aumento máximo del 13 %. Fabio Arias, presidente de la CUT, destacó que esta propuesta situaría el salario mínimo en 1’310.800 pesos, una cifra que genera debate en medio de otras propuestas que oscilan entre el 10 % y el 11 %.

Lo llamativo es que la propuesta sindical se alinea sorprendentemente con la postura de muchos empresarios, quienes abogan por incrementos en un rango menor al 13 %. Esto contrasta con las expectativas generadas por la CUT en 2023, cuando solicitó un aumento del 20 %.

El escenario económico en el país se complica aún más con la proyección de una inflación acumulada del 9 % al 10 % para el año 2023. Expertos sugieren que cualquier aumento al salario mínimo debe superar este porcentaje para no afectar negativamente el poder adquisitivo de los ciudadanos.

El empresario Mario Hernández, fue consultado por Pulzo, quien subrayó la importancia de ajustar el salario mínimo al menos al nivel de la inflación acumulada. En su análisis, explicó que «con el salario mínimo, los más afectados son los más vulnerables«, enfatizando la necesidad de preservar el poder adquisitivo de la población.

A medida que se intensifican las discusiones, la atención se centra en alcanzar un equilibrio que garantice un salario digno para los trabajadores, al tiempo que se ajusta a la realidad económica del país.

Últimas fechas para que los empleadores paguen las primas de diciembre


Hernández, empresario influyente en el país, expone su opinión sobre el salario mínimo y la imperativa tarea de mantener la salud económica de la industria.

El empresario colombiano Mario Hernández, reconocido por sus opiniones en temas económicos, compartió su visión sobre varios asuntos, desde el salario mínimo para 2024 hasta la importancia de mantener la satisfacción de los trabajadores en la industria actual. Además, expresó su agradecimiento por no haber sido invitado a una reciente reunión con el presidente Gustavo Petro.

En relación al salario mínimo para el próximo año, Hernández en entrevista con Pulzo, propuso un aumento equivalente al porcentaje de la inflación acumulada del 2023. Argumentó que este enfoque es esencial para preservar el poder adquisitivo de los trabajadores, señalando: «Con el salario mínimo, los más afectados son los más pobres. Todo ha subido, y el incremento debe ser al menos lo de la inflación, para que no se pierda el poder adquisitivo«.

El empresario también resaltó la importancia de asegurar la satisfacción de los trabajadores, subrayando la responsabilidad de los empresarios de garantizar salarios dignos y condiciones de vida adecuadas. En sus propias palabras: «Los empresarios tenemos que ser conscientes de que la gente tiene que ganar bien y vivir decentemente«.

Además de estos temas, Hernández abordó su ausencia en una reciente reunión con el presidente Petro y otros destacados empresarios. A pesar de contar con la trayectoria para ser invitado, agradeció no haber participado, señalando que la atención mediática se centró más en la foto del encuentro que en los temas fundamentales para el empresariado nacional. «No me interesa. ¿Qué salió de esa reunión? Nada. No se habló de la imagen del país, de la seguridad, de la reforma laboral, de la reforma tributaria. Nada de eso, solo la foto«, concluyó Hernández en la entrevista con Pulzo.

U.S. Cherry te abre las puertas al mundo de las grandes inversiones


Con el inicio de la mesa de concertación laboral, se sientan las bases para el ajuste del salario base el próximo año. Además, se delineó un cronograma final que marcará los pasos a seguir en este crucial proceso.

Este martes 28 de noviembre marcó el inicio de las conversaciones cruciales sobre el salario mínimo en Colombia, con la instalación de la mesa de concertación que reunió al Gobierno Nacional, las centrales sindicales y representantes del sector privado. El encuentro también definió el calendario para determinar el tan esperado incremento salarial, fijando el primer plazo para el 15 de diciembre.

Por ahora, ya se ven los primeros cálculos sobre el posible impacto en productos y servicios que podrían ajustarse al alza junto con el salario mínimo para el próximo año. «En general, muchos precios dependen del mínimo. Esto hace que muchos precios suban esa magnitud», señaló Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas de Banco de Bogotá.

Sin embargo, expertos consultados por LR, advierten sobre la necesidad de evaluar con detenimiento los incrementos propuestos, que se proyectan entre un 11% y 13%, según las apuestas de analistas y miembros de la mesa de concertación. Este cuidado se justifica ante la expectativa de que la inflación retroceda en noviembre, situándose entre el 9% y 10%.

David Cubides, director de Investigaciones Económicas de Alianza Valores, destacó que el aumento del salario mínimo podría afectar a productos significativos como multas de tránsito, pagos de seguros, y matrículas escolares. Adicionalmente, señaló la importancia de ser cautelosos al incrementar este número debido al posible impacto en la inflación, generando una mayor masa monetaria en circulación.

Cabe recordar que, actualmente, según cifras del DANE presentadas por el Ministerio de Trabajo, 2,2 millones de colombianos reciben únicamente un salario mínimo. Ante este panorama, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Hacienda, ya desindexó 85 productos del salario mínimo para el año 2023, buscando mitigar presiones inflacionarias. Previamente a la instalación de la mesa de concertación, la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, anunció que el Gobierno está evaluando cómo ampliar la desindexación para el próximo año, con el objetivo de preservar el valor adquisitivo del salario mínimo.

Pasajes de Bus Intermunicipal a Solo 1.000 Pesos. ¿Cómo acceder?


Las mesas de negociación del Gobierno, gremios, sindicatos y trabajadores se preparan para las discusiones y determinar el nuevo salario mínimo.

Las negociaciones para definir el aumento del salario mínimo en Colombia para el próximo año arrancarán a finales de este mes, generando gran expectativa entre el Gobierno, los trabajadores y los empleadores. En este escenario, surge una propuesta disruptiva del director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, Oliver Pardo. La iniciativa plantea fijar el salario mínimo en 2 millones de pesos en 2024, pero bajo condiciones que transformarían la estructura actual.

Oliver Pardo, quien también se desempeña como profesor asociado en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Javeriana, propone un reajuste salarial que implica la eliminación de primas y otros beneficios, generando así un debate en torno a la remuneración mensual de cerca de 3.4 millones de trabajadores colombianos.

Según Pardo, el salario mínimo actual de $1.160.000 mensuales puede representar un costo cercano a $1.800.000 para el empleador, considerando diversos factores. En su propuesta, aboga por que los aportes a pensiones y salud sean responsabilidad del trabajador, al tiempo que propone eliminar el subsidio de transporte, el pago de vacaciones y sugiere que las cesantías sean voluntarias y a cargo del empleado.

Detalles de la Propuesta:

  • Pardo propone que los aportes a pensiones y salud sean asumidos por el trabajador, descontándose automáticamente de la nómina.
  • La contribución a pensiones, actualmente a cargo del empleador, debería ser descontada del salario del empleado, lo que representaría un descuento mensual de $320.000.
  • La contribución a salud, actualmente asumida por el empleador, debería ser responsabilidad total del empleado, implicando un descuento mensual de $80.000 (el 4% de un salario mínimo).
  • Se plantea la eliminación de la prima de trabajo y el pago de vacaciones, así como la transformación del auxilio de transporte y el pago de cesantías, haciéndolas voluntarias y a cargo del empleado.

Esta propuesta, que promete redefinir la estructura salarial, abre un espacio para la discusión entre las mesas de negociación.

Presidente Petro desafía la regla fiscal. ¿Consecuencias para los colombianos?


Existe preocupación en cuanto al salario mínimo por parte de Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, quien considera que un presupuesto más austero habría sido una opción preferible.

En el marco del congreso anual de la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol), Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, mencionó que la inflación podría cerrar el año en 9,4% y pidió al Gobierno Nacional tener mesura a la hora de subir el salario mínimo, destacando la importancia de ser cautelosos ante esta cifra.

«Hay dos elementos claves que son fundamentales para abrir la discusión técnica del aumento de salario. El primero es la inflación; hay incertidumbre sobre para dónde va la inflación, la expectativa del mercado es 9,4% en diciembre, ojalá sea un poco más baja y tengamos una desaceleración más rápida en este indicador. Por otro lado, está el crecimiento de la productividad laboral que anunciará el Dane para noviembre«, dijo el Luis Fernando Mejía.

El director de Fedesarrollo considera que lo óptimo sería aguardar a que se tengan disponibles los datos de noviembre que aborden ambos indicadores. En sus palabras dijo que, «En los últimos dos años en Colombia, el salario mínimo ha experimentado incrementos significativos por encima de la inflación y la productividad laboral. Esto nos preocupa, ya que podría generar desafíos tanto en la demanda de empleo como en la inflación. Gran parte de la situación actual se vincula con los efectos del salario mínimo en la demanda de los hogares y, en consecuencia, en los precios«.

Con respecto a la reciente aprobación del Presupuesto General de la Nación, Mejía expresó su preferencia por un presupuesto más austero en lugar del más alto de la historia, como se ha planteado. Además, señaló su preocupación por posibles riesgos en cuanto al financiamiento.

Además, hizo hincapié en la asignación de aproximadamente $30 billones a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) para gestionar y litigar, señalando la incertidumbre sobre si se lograrán recaudar los recursos completos.

Mejía no anticipa un incumplimiento de la regla fiscal, pero sugiere que el Gobierno podría tener que realizar ajustes en el gasto a la baja. En sus palabras: «El país no puede permitirse el lujo de no cumplir la meta fiscal, que además establece un déficit del 4%, cifra que todavía se sitúa por encima de la meta de largo plazo«.

¿Presupuesto Nacional 2024, una amenaza para la Regla Fiscal?

Últimas noticias

Colados amenazan con aumento de tarifa en TransMilenio para junio

La administración de TransMilenio se ha propuesto aumentar la percepción ciudadana en dos puntos...

Los videojuegos y su impacto en las emociones y la salud mental

Las narrativas presentes en los videojuegos ofrecen una variedad de lecciones y aprendizajes, proporcionando...

Caminata por la naturaleza este 3 de marzo en el Parque Entrenubes

Descubre la belleza oculta de San Cristóbal mientras te adentras en una caminata guiada...

Consejos prácticos para identificar medicamentos falsificados y cuidar su salud

Consumir medicamentos adulterados representa un peligro para la salud, ya que puede desencadenar efectos...

Más noticias similares

Colados amenazan con aumento de tarifa en TransMilenio para junio

La administración de TransMilenio se ha propuesto aumentar la percepción ciudadana en dos puntos...

Los videojuegos y su impacto en las emociones y la salud mental

Las narrativas presentes en los videojuegos ofrecen una variedad de lecciones y aprendizajes, proporcionando...

Caminata por la naturaleza este 3 de marzo en el Parque Entrenubes

Descubre la belleza oculta de San Cristóbal mientras te adentras en una caminata guiada...